Don Giovanni en el Palenque. El tenor Manuel García y la prensa de la ciudad de México, 1827-1828

Don Giovanni en el Palenque. El tenor Manuel García y la prensa de la ciudad de México, 1827-1828

Entre abril de 1827 y diciembre de 1828 uno de los cantantes de ópera más célebres del mundo, Manuel García, radicó en la ciudad de México. Sus actuaciones fueron el centro de atención de la opinión pública mexicana, que le asignó un enorme peso simbólico y político. Los artículos, crónicas y reseña...

Guardado em:
Título da revista: Historia Mexicana
Autor: Luis de Pablo Hammeken
Palavras chave:
Palavras chave traducidas:
Idioma: Espanhol
Ligação recurso: https://historiamexicana.colmex.mx/index.php/RHM/article/view/282
Tipo de recurso: Artigo de revista
Fonte: Historia Mexicana; Vol LXI, No 1 (Ano 2011).
DOI:
Entidade editora: El Colegio de México
Direitos de utilização: Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada (by-nc-nd)
Matérias: Ciências Sociais e Humanidades --> História
Resumo: Entre abril de 1827 y diciembre de 1828 uno de los cantantes de ópera más célebres del mundo, Manuel García, radicó en la ciudad de México. Sus actuaciones fueron el centro de atención de la opinión pública mexicana, que le asignó un enorme peso simbólico y político. Los artículos, crónicas y reseñas publicados en la prensa capitalina durante la estancia del tenor en la ciudad reflejan los diversos conflictos que dividían a la opinión pública mexicana en los albores de su vida independiente, pero también varias concepciones comunes que componían el imaginario político de las élites de la época. Estas concepciones tienen que ver con una idea generalizada del teatro —y la ópera en particular— como elemento civilizador; y también con la confianza en que México estaba firmemente enganchado al tren del progreso y que, llegaría a formar parte de ese universo mítico llamado “mundo civilizado”.
Resumo traduzido: Between April 1827 and December 1828, one of the most famous opera singers of the world, Manuel García, lived inMexico City. His performances were the focus of Mexican public opinion, which endowed the singer with great symbolic and political importance. The articles, chronicles and reviews published in the capital’s printed media during the tenor’s stay inMexico Cityindicate the different conflicts that divided Mexican public opinion at the beginning of its independent life, as well as several common notions that made up the political imaginary of the elites at the time. The said notions are related to a generalized idea of the theater –particularly the opera– as a civilizing force; and also to the confidence thatMexicowas firmly attached to the train of progress and that the country would eventually become part of that mythic universe called the “civilized world”.