Expansión de la economía mercantil y creación del Consulado de México

Expansión de la economía mercantil y creación del Consulado de México

El artículo ubica la demanda de creación del Consulado de Nueva España en el marco de la expansión de la economía mercantil que se presentó en el virreinato a mediados del siglo XVI. Se atribuye la autorización para crear el Consulado en la ciudad de México al papel central que desempeñaban sus merc...

Saved in:
Journal Title: Historia Mexicana
Author: Guillermina del Valle Pavón
Palabras clave:
Traslated keyword:
Language: Spanish
Get full text: https://historiamexicana.colmex.mx/index.php/RHM/article/view/1358
Resource type: Journal Article
Source: Historia Mexicana; Vol LI, No 3 (Year 2002).
DOI:
Publisher: El Colegio de México
Usage rights: Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada (by-nc-nd)
Subjects: Social Sciences/Humanities --> History
Abstract: El artículo ubica la demanda de creación del Consulado de Nueva España en el marco de la expansión de la economía mercantil que se presentó en el virreinato a mediados del siglo XVI. Se atribuye la autorización para crear el Consulado en la ciudad de México al papel central que desempeñaban sus mercaderes en el financiamiento de la minería, la amonedación y la extracción de plata, así como al requerimiento de circulante que enfrentó la corona a fines del siglo XVI. La corporación mercantil permitió consolidar el monopolio comercial de la capital  de Nueva España, situación que aseguró el comercio Atlántico y el creciente flujo de plata a la Metrópoli.
Translated abstract: This paper locates the need for the creation of New Spain's Consulate  within the  frame  of the mercantile economic expansion that  took place in the viceroyalty in the middle of the sixteenth century. The authorization for its creation in Mexico City is attributed to the central role played by its merchants as financiers in the mining industry, coining, and silver mining in particular, as well as to the shortage of money faced by the Spanish Crown at the end of the sixteenth century. Mercantile corporations allowed the consolidation of the commercial monopoly of New Spain's capital, thus giving rise to conditions that  ensured commerce across the  Atlantic and the growing flow of silver to the metropolis.