La higiene escolar en la ciudad de México en los inicios del siglo XX

La higiene escolar en la ciudad de México en los inicios del siglo XX

Este texto explora cómo la incoporación de los médicos al proyecto eudcativo porfiriano permitió gestar un cambio institucional y utilizar las escuelas en la ciudad de México no sólo como centros de educación sino también como agencias sociales para la resolución de problemas urbanos. Al iniciar el...

Saved in:
Journal Title: Historia Mexicana
Author: María Eugenia Chaoul
Palabras clave:
Traslated keyword:
Language: Spanish
Get full text: https://historiamexicana.colmex.mx/index.php/RHM/article/view/205
Resource type: Journal Article
Source: Historia Mexicana; Vol LXII, No 1 (Year 2012).
DOI:
Publisher: El Colegio de México
Usage rights: Reconocimiento - NoComercial - SinObraDerivada (by-nc-nd)
Subjects: Social Sciences/Humanities --> History
Abstract: Este texto explora cómo la incoporación de los médicos al proyecto eudcativo porfiriano permitió gestar un cambio institucional y utilizar las escuelas en la ciudad de México no sólo como centros de educación sino también como agencias sociales para la resolución de problemas urbanos. Al iniciar el siglo XX, la Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes, a la manera de una administración especializada, se orientó a regular la higiene escolar de forma permanente como un asunto de política pública. Con el aval científico de los médicos se logró la extrensión de la intervención gubernamental y se generó un cambio de reglas mediante las cuales aumentaron las responsabilidades del gobierno a la vez que tuvieron lugar nuevas formas de acción colectiva. La higiene escolar como política de gobierno se hizo patente en la forma como los higienistas reorganizaron, racionalizaron, sanearon el espacio escolar, enlazaron los planteles a la ciudad y crearon un puente entre escuela y familia.
Translated abstract: This text explores how the incorporation of doctors into Porfirian schooling project gave place to an institutional change and to the use of Mexico City schools not only as educational centers, but also as social agencies for colving urban problems. During the first years of the twentieth century, the Scretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes (Ministry for Public Instruction and Beaux Arts), opening as a specialized manager, aimed at regulating school hygiene permanently as a matter of public policiy. The scientific backing of doctors allowed the expansion of public intervention and gave place to changes in the estabished rules, increasing government responsabilities and creating new forms of collective action. School hygiene as public policy became manifest in how hygienists reorganized, rationalized, and cleansed educational facilities, linking schools to he surrounding city and creating crossing points between schools and families.